La puna y los camélidos: su historia, sus características, su situación actual

El Escenario

La Puna es un ecosistema único de América del Sur y pocos países lo tienen: el norte de Chile, parte de Bolivia, el sur de Perú y el noroeste de Argentina. En nuestro país la Puna es un ecosistema que se extiende desde el NO de Jujuy, parte de Salta, Catamarca, La Rioja y San Juan. Biogeográficamente se la clasifica en la Región Neotropical, Dominio Andino Patagónico ocupando las provincias Puneña y Altoandina (Distrito Altoandino Quichua) (Cabrera 1977). Estas áreas se caracterizan por su elevación altitudinal (mas de 3500 metros) y su relieve de montaña que incluye mesetas de altura y suaves valles.

Su geomorfología es compleja e incluye sierras, salares, valles a mas de 3000 metros, cuencas endorreicas con lagunas, amplias superficies de erosión, abanicos aluviales, conos de deyección y campos de médanos.


La provincia Altoandina es muy fría con temperaturas mínimas en el verano (Diciembre) que alcanzan varios grados bajo cero y una máxima absoluta de 12 grados, siendo la temperatura media anual en Mina Aguilar (Jujuy - 4600 metros de altura) de 3,1 grados. Se extiende a lo largo de las altas  montañas de la Cordillera Real y de la Cordillera de los Andes, desde Bolivia hasta La Rioja. Las precipitaciones de esta provincia son principalmente en forma de nieve y muy irregulares. Las comunidades climáxicas de esta área están formadas por estepas de iros (Festuca y Poa), cuerno de cabra (Adesmia) y coirón (Stipa) y vegas en las zonas húmedas (Oxycloe, Festucas, Distichia y Deyensia).

La Provincia Puneña es más benigna aún manteniendo condiciones extremas ya que las precipitaciones son en forma de lluvia y principalmente en verano. Se podría describir como un semidesierto de altura. Llueve aproximadamente entre 150 y 300 mm. por año, siendo  las lluvias estacionales de Diciembre a Marzo.

La Puna es muy fría y tiene grandes amplitudes térmicas diarias. Esto significa que en todas las noches (inclusive en el verano) puede helar y que en casi todos los mediodías la temperatura supera los 15º. Son comunes las variaciones térmicas de hasta 30 grados en el mismo día. Al haber 3.500 metros menos de atmósfera se percibe a la luz del sol como más blanca y más fuerte, fenómeno definido como diafanidad.  Existe una disminución de aproximadamente el 50% de oxígeno en el aire (la cantidad de oxígeno es inversamente proporcional a la altura).

Los suelos son pobres (latosoles y regosoles), arenosos. Sólo en las zonas bajas son hidromórficos.


Hay muy pocas nevadas. Se distinguen una zona hacia el este seca (pero con ríos y lagunas permanentes) y otra hacia el oeste ya desértica y con grandes salares. Se extiende occidentalmente con relación a la provincia Altoandina desde Bolivia hasta San Juan abarcando parte de las provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja y San Juan.
La Puna no es homogénea: Hay muchas zonas de suelo desnudo de pedregal  y arena, zonas verdes en las vegas, estepa y salares de donde se extrae sal en forma comercial.

A pesar de las condiciones críticas, heladas, sequía, altura, en esta área crecen plantas. Los vegetales puneños están adaptados a este ambiente y son sumamente particulares: no hay árboles, sólo pastos y arbustos. La comunidad vegetal toma forma de estepa siendo el tipo de estepa variable en función de condiciones microclimaticas (arbustiva, herbácea, halófila o sammófila). Los vegetales muestran adaptaciones particulares al clima y al suelo, como ser: hojas muy reducidas o transformadas en espinas, cutícula muy gruesa, (parecen plantas secas, son amarillentas), enanismo y profundas raíces (Fabiana  tiene tallo de 20 cm de altura y raíces de más de 2 metros), de vez en cuando aparecen majestuosos los cardones (lo que es más típico de la Prepuna). Las comunidades climáxicas son estepas de tolilla, chillagua y añagua (Fabiana, Adesmia, Festuca), También hay grupos de vegetales arborescentes como la queñoa (Polylepis), o matorrales de tola (Prastrefia) y ambos son muy codiciados como leña por los pobladores locales y están en extinción local cerca de los poblados.
(Datos biogeográficos de Cabrera 1976).


Los Animales

La historia de los camélidos sudamericanos, como la de los camellos de Asia y Africa, es la historia de la adaptación a la aridez.

Los camélidos aparecen en el Eoceno tardío en América del Norte (hace 40 millones de años). El
Protylopus petersoni  parecía un pequeño guanaco. Hace aproximadamente 20 millones de años, los camélidos dominaban las zonas planas de América del Norte y estaban divididos en cuatro grupos (Webb 1972). Los dos grupos más importantes eran los Paracamelus  y los Hemiauchenia. Hace aproximadamente 3 millones de años, los Paracamelus  migran por el puente de Bering hacia Eurasia y se extienden por toda Europa, norte de Africa y China. A partir de estos antecesores, evolucionan los camellos del viejo mundo: el camello y el dromedario que pertenecen al género Camelus y que son los "jorobados".  También alrededor de tres millones de años atrás, en el principio del Plioceno, los Hemiauchenios  pasan por Panamá e invaden las planicies y pampas de Sudamérica, aquí se diversifican dando algunas especies gigantes como Paleolama y otras especies del género Lama muy similares a los guanacos actuales.

Cambiando de escala a miles de años, llega el momento de las extinciones. Hace aproximadamente 12 a 10 mil años en la época helada del Plioceno, se extinguen los
Hemiauchenia y los Paleolama, quedando como grupos más importantes los Lama (guanacos) y los Vicugna (vicuñas). Para esta época también se extinguen todos los camélidos que quedaban en América del Norte. Hace aproximadamente 6000 años, el hombre americano "fabrica" llamas y alpacas, a partir de la domesticación (Wheeler 1988).


Lama  (guanacos)
Vicugna  (vicuñas)

Los camélidos sudamericanos son los herbívoros más grandes e importantes nativos de este continente. Cuando comparamos las faunas de mamíferos de Sudamérica y Africa vemos que aquí hay muchas especies de roedores y murciélagos y pocas de grandes herbívoros. Solamente tenemos 19 especies de ungulados nativos en comparación con las casi 100 de Africa. En este contexto, los camélidos son los "dueños" de las praderas y planicies americanas (hay que imaginarse estas zonas antes de la agricultura y la caza indiscriminada, la disminución en números por enfermedades y el "corrimiento" que debieron sufrir estos animales como consecuencia de los asentamientos humanos).


Dentro de los predadores puneños, los más importantes son pumas, zorros y un gato a punto de extinción el Felis jacobita. También hay varias especies de roedores, siendo los cuises o cuyes (también domesticados por los incas obteniendo los "chanchitos de la india") y el chinchillón y las chinchillas, los más representativos.
Entre las aves, los flamencos con varias especies invaden las lagunas puneñas donde anidan con nidos de barro y pichones celestes. Los suris o ñandú petiso cuyo valor no sólo es económico sino que también ocupan un lugar preponderante en las ornamentaciones de las fiestas, y las rapaces como águilas y caranchos. Dentro de los carroñeros, vuela majestuoso el cóndor.










Otros animales de la puna...



Materiales de lectura en camélidos:


La gente y los camélidos

Historia ambiental

10.000 años de historia de Jujuy


Manejo de vicuñas

Conservación de vicuñas

Informe técnico SENASA, transporte de llamas




Captura de vicuñas
Links recientes

 



Notas de actualidad de Conservación

REPRODUCCIÓN ASISTIDA en camélidos sudamericanos
Dra. Bibiana Vilá.
VICAM-CONICET-UNLU

SARNA en camélidos sudamericanos - vicuñas
Gisela Marcoppido, Yanina Arzamendia y Dra. Bibiana Vilá.
Todos los Derechos Reservados
Diseño mquevedo

parrafo